Los orígenes

La fundación de Licores Riska se remonta a 1952, cuando Antonio Rivillas Casado empieza a comercializar anís que él mismo destilaba en un alambique de cobre. Comienza así la historia de “Anís Flor de Jaén”. En 1958 se traslada la producción a su actual ubicación en lo que ahora es la Autovía de Andalucía, Km. 324 y se amplía la producción elaborando los licores de café y cacao. Es en estos años cuando nace la denominación “LICORES RISKA”.

La consolidación

En 1971 se produce la entrada en la empresa de Alfonso Rivillas Jurado, quien se hace cargo de la misma, consolida y moderniza la sociedad y amplía la gama de productos, muchos de los cuales entroncan con buena parte de las referencias del actual catálogo. El propio Alfonso, en continua mejora de la empresa, implanta en 2003 un Sistema de Gestión de Calidad avalado por la normativa UNE-En ISO 9001:2008.

Nuevos aires

2014 supone la entrada en la empresa de una tercera generación. Se crea un departamento de marketing, se rediseña el logotipo, el etiquetado y el embotellado. Asimismo se introducen nuevos productos como la Ginebra Premium 1952 o la Gin Rosa Riska.
Estos cambios permiten a Licores Riska, en 2016, introducirse en los grandes lineales de alimentación, pero sin descuidar el canal HORECA donde ha permanecido desde sus orígenes.